Mapa

Cuando las condiciones laborales son tan inestables, tan cambiantes, tan efímeras, como las actuales, llega un momento en el que hay que plantarse y decir:
• “hasta aquí he llegado” – “es hora de dar un rumbo nuevo a mi vida”
Y entonces, hay que poner sobre la mesa varios aspectos fundamentales para avanzar llevar a cabo el proceso de cambio:
• Qué puedo ofrecer que sea diferente al resto
• Cómo empiezo la metamorfosis
• Qué necesito para arrancar

Interrogantes que se agolpan en la mente emprendedora que suele tener clara la idea de negocio que quiere desarrollar.

Sin embargo el “cómo empiezo” y el “qué necesito” complican el proceso y comienzan las dudas. No te asustes porque ni eres la primera, ni serás la última que atraviesa esta situación. Y digo bien, “atraviesa”, porque se llega al otro lado de las dificultades, se salvan los obstáculos y se consigue la meta, con mucho esfuerzo, pero se consigue.

Es necesario elaborar un Plan de Negocio, donde se describa el proceso productivo y cómo implementarle (recursos necesarios), donde se analice el cliente objetivo y la competencia, donde se desarrolle el plan de marketing y comunicación, y donde se haga el estudio económico que determine la viabilidad del proyecto.

Pues bien, un aspecto importantísimo que nunca, o casi nunca, se tiene en cuenta y que es fundamental para conseguir el objetivo, es LA IMAGEN con la que queremos hacernos visibles, es decir, con qué MARCA queremos que se nos conozca y reconozca, qué símbolo nos identifica en todo aquello que hacemos y donde vamos.

Lo habitual es abordar este aspecto después de iniciar la actividad, después de imprimir las tarjetas, o los envases, o el rótulo del establecimiento, sin ser conscientes de que es ANTES de todo eso cuando hay que analizar si nuestra marca, nuestra imagen, está disponible, o bien ya hay alguien que está usando una igual o semejante.

Hay que tener mucho cuidado y hacer un estudio previo de las marcas existentes en el mercado que puedan ser idénticas o similares a la nuestra y así evitar incurrir en la vulneración de los derechos de sus titulares, quienes podrían meternos en un buen lío.

Así que, si tienes una idea de negocio con un plan desarrollado y vas a iniciar tu actividad, por favor, párate un momento y revisa tu marca.

Alba Sanz Tejedor | Experta en Propiedad Industrial

www.albasanz.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR